Cachorro de pastor alemán: pequeños y traviesos

Cachorros, el poder de esta palabra nos envuelve en unos sentimientos de dulzura y regocijo, como si se tratara de una fuerza sobre natural. Para los que tienen un cachorro de pastor alemán en casa, es normal encontrarse con una bolita corriendo por toda la casa persiguiéndonos, escondiéndose bajo los muebles, mordiendo sus juguetes o nuestros dedos que, aparentemente ellos creen que es lo mismo.

Tener a un cachorro pastor alemán es hermoso, es la oportunidad para poder cargarlo sin dificultad, enseñarle trucos, los cuales aprenden con facilidad, pues son muy inteligentes, y de pasar horas jugando con ellos sin que se agoten.

Un cachorro de pastor alemán es un amigo travieso al que le gusta jugar como a cualquier mascota joven, con mucha energía!

Esta etapa es perfecta para establecer lazos con tu mascota, pues es aquí cuando ellos comienzan a formar su amor y lealtad hacia su dueño. Aunque no todo puede ser recompensa, también es la ocasión para poner disciplina y establecer quién es el jefe, dejando claro la autoridad y el respeto que debe adoptar el cachorro de pastor alemán ante su dueño.

Un cachorro de pastor alemán requiere de atención y de cuidado, es un perro que necesita de ejercicio para prevenir la artritis en su vejez, relacionarse para evitar ser excesivamente apegado y volverse agresivo cuando esté en una circunstancia donde el cachorro se sienta incomodo o nervioso.

Si crees que es absurdo corregir a un cachorro pastor alemán por conductas inadecuadas, estás equivocado, cuando son pequeños puedes establecer reglas que durarán a lo largo de su vida.

Es más fácil adiestrarlo desde pequeño a querer corregir algo que para el pastor alemán adulto ya es normal.

Teniendo orden y precaución con lo que le enseñamos a nuestro pequeño amigo podemos disfrutar tranquilos de ese cachorro revolviendo las sábanas en las mañanas, de los bigotes mojados, del forcejeo para que suelte su juguete y poder continuar jugando o simplemente de disfrutar darle un baño sin que tú también salgas chorreando agua.

Esta bella raza de perros desde pequeños ya muestran su porte y presencia digna.

Perros pastores alemanes: inteligentes amigos

En esta época es normal tener una mascota, de cuatro patas, con mucho pelo, que ladra y te mordisquea el pantalón para ir de paseo. Elegir esta mascota entre la raza de perros pastores alemanes viene acompañada de una gran responsabilidad, debido a las exigencias de su raza.

Con su tamaño y sus dientes podemos llegar a cuestionarnos si de verdad puede ser el mejor amigo del hombre y este debate se hace mucho más grande cuando en la casa hay pequeños que pueden obstinar al pastor alemán con sus juegos inocentes.

Si tienes un pastor alemán y quieres estar tranquilo de que vas a pasearlo sin que él parezca el dueño o quieres aprender más de tu mejor amigo continua leyendo que acá te vamos a decir las ventajas de tener a un perro que sea pastor alemán.

Un perro de raza pastor alemán bien adiestrado es un amigo tranquilo y sereno

Esta raza de perros, es reconocida por ser una de las más inteligentes, esto facilita enseñarle trucos, si has criado a tu pastor alemán con entusiasmo y dedicación, puedes estar tranquilo de que tu perro no va a ser una piraña que busca morder a todo aquel que se le acerque.

Los pastores alemanes son fieles a sus dueños, así que si te encuentras con alguna amenaza tu perro no dudará en ir a defenderte y no se quedará tranquilo hasta que te vea a salvo. Esta lealtad innata hará que se convierta en un miembro de la familia y en una grata compañía.

perros pastores alemanes

Los perros pastores alemanes son una raza inteligente, son excelentes guardianes y los mejores amigos de su amo.

Con tanta inteligencia, compañerismo y fidelidad podemos comenzar a tratar a nuestro pastor alemán como una persona, olvidando que es un perro y entonces comenzaran los problemas, se sentirán superiores a su dueño y dejaran de reconocerlo como el jefe, lo que va a desencadenar una seria de obstáculos en la convivencia.

Sin embargo, con el cuidado, la actitud y la dedicación adecuada, tendremos unos verdaderos amigos en casa.

Cómo entrenar un perro pastor alemán en casa

Si deseas saber cómo entrenar un perro pastor alemán, lo primero que debes hacer es reflexionar por un momento qué es lo que tú quieres, y lo que tu pastor alemán necesita realmente de ti en una situación de capacitación.

Luego ir tras él y comenzar el entrenamiento del perro pastor alemán con una estrategia clara. No necesariamente tienes que participar en cursos oficiales o de formación de pastores alemanes, con pocas excepciones, tú puedes de forma individual comenzar a entrenar a tu perro pastor alemán, si te preparas bien.

También tienes la opción de ponerte en contacto con un entrenador profesional para que te guíe y te explique de manera efectiva como entrenar un perro pastor alemán.

Si no te planteas resolver la pregunta como entrenar un perro pastor alemán, esta será la situación que tendrás con tu mascota. Crecerá de tamaño, pero no cambiará las costumbres de cuando era un cachorro.

Sin embargo, si buscas evitar gastar tanto dinero en formación canina, puedes emprender un entrenamiento básico de tu perro pastor alemán siguiendo unos pasos y rutinas.

Cómo entrenar un perro pastor alemán

A veces los dueños tratan a su perro pastor alemán casi se tratara de una persona y exigen que se comporte como tal. Pero no importa cuán atento e inteligente sea tu perro, siempre ten en cuenta que se trata de un perro después de todo, con las necesidades típicas de este tipo de animales.

Por tanto, si deseas ajustar cualquier comportamiento de tu perro pastor alemán que consideres negativo, entonces la mejor manera de acercarte a tu perro no es regañarle o gritarle, sino centrarte en cambiar la forma en que tu perro expresa sus instintos genéticos.

El entrenamiento de tu perro pastor alemán

Hay algunos puntos básicos que cada dueño de pastor alemán debe considerar cuando lo entrenan. Estos puntos pueden hacer de tu entrenamiento del pastor alemán una tarea mucho más fácil en todos los aspectos.

A continuación, un ejemplo de cómo puedes adiestrar a tu perro pastor alemán a un lugar determinado en la casa o apto, para que el deje tu sofá o sillón preferido. 😀

perro pastor alemán

Es mucho más cómodo y práctico que nuestra querida mascota tenga su lugar en la casa.

Si tu perro pastor alemán ya no es un cachorro, pero aún no está entrenado para usar la caja (alfombra, o cualquier lugar que quieras que sea el LUGAR del perro), tomará mucha paciencia y perseverancia de tu parte, ya que puede ser un poco terco. Así que, ¿cómo consigues que un pastor alemán adulto use la caja en vez del sofá?

En primer lugar, coloca la caja (alfombra, o cualquier lugar que quieras que sea el LUGAR del perro), en un rincón de una habitación en la que los miembros de la familia no anden permanentemente pasando, y a la vez, no en un lugar solitario, para que tu mascota no se sienta sola.

En el inicio, camina con tu perro a la caja (alfombra, o cualquier lugar que quieras que sea el LUGAR del perro), llévalo al interior, y permanece por un tiempo en la habitación donde está el perro.

Habla en un tono tranquilo con tu perro para que se sienta a gusto. Poco a poco aumenta la cantidad de tiempo durante el cual sales de aquella habitación. Continúa con este entrenamiento sé paciente. Después de unas semanas, tu perro debería ir solo a la caja (alfombra, o cualquier lugar que quieras que sea el LUGAR del perro), cuando le das la orden.

¿Cómo puede un pastor alemán adulto caminar con la correa puesta?

Que tu perro acepte usar correa tomará más tiempo si ya es adulto y no está acostumbrado. Tomará varias semanas, como mínimo. El objetivo más importante debería ser enseñarle a llegar a un estado de calma y control antes de que los dos salgan de casa. Pon a tu perro la correa unos minutos antes de salir de la casa, y deja que tu perro camine con la correa.

Si te cuesta mucho adiestrar a tu perro pastor alemán, debes recurrir a los servicios de un profesional. Dicha formación te enseñará cómo mantener la posición de liderazgo alfa, y a la vez, cómo mostrarse suaves pero con control sobre el perro.

Cómo educar a un pastor alemán

Pocos caninos muestran la gracia y la majestad del pastor alemán. Con una simple mirada podrás advertir la fuerza y el poder de esta raza de perros.

Aunque el pastor alemán puede parecer amenazante, especialmente a aquellos que no están acostumbrados, muy pocos perros son tan fácilmente entrenables y leales. Los pastores alemanes son increíblemente inteligentes, robustos y muy amigables… con los conocidos 😉

Los perros pastores alemanes no sólo son excelentes guardianes y perros de trabajo; a ellos también les encanta jugar!

Estas virtudes provocan que sea muy fácil aprender cómo educar a un pastor alemán.

Cómo educar a un pastor alemán. Pasos.

1. Comienza tus intentos de formación con un cachorro de pastor alemán.  Aunque puedes educar a un pastor alemán adulto, debes tener en cuenta que son animales muy fuertes y poderosos.

Si tú comienzas con un cachorro, tú tienes la oportunidad de dar forma y moldear su personalidad y desarrollar esa relación de confianza. Nunca se sabe lo que un perro más viejo ha ido aprendiendo a través de la vida y cómo podría afectar a su temperamento.

Educar a un pastor alemán es una tarea seria y responsable, pero es mucho más sencilla si hace con un cachorro, en vez de un perro adulto.

2. Trata de que no tenga miedo tu cachorro. Tú querrás un cachorro que es juguetón y no miedoso. Los perros muerden por miedo. Es totalmente imposible comenzar con un pastor alemán que tiene miedo. Esto sólo te llevará al desastre.

Busca un cachorro de pastor alemán que no tenga miedo (por ejemplo si la cola está entre sus piernas), y no protesta demasiado.

3. Da vuelta a tu cachorro en su espalda.  Un cachorro en su espalda está mostrando sumisión a su dueño. Eso es exactamente lo que quieres. Un cachorro miedoso no es bueno por las razones expuestas anteriormente, y uno que lucha por volver a sus pies va a ser un reto, ya que quiere ser el macho alfa. Ninguno de estos es bueno para aprender cómo educar a un pastor alemán.

4. Anota a tu pastor alemán cachorro en una sesión básica de obediencia. Tu cachorro debe de tener de 8 a 10 semanas de edad para esta primera clase. Los pastores alemanes reconocerán un maestro y responderán a esa persona. Más tarde, cuando el perro crece y aprende la jerarquía de la familia, tomará las órdenes de todos los miembros de la familia.

5. Alimenta a tu perro antes de entrenarlo. Todos los caninos responden a la comida como recompensa luego de la educación, así como antes de la capacitación. Los perros parecen recordar y responder mejor a la formación después de que se les ha dado de comer. Al tener el estómago lleno, el entrenamiento se da con más éxito.

6. No gastes más de 20 minutos por sesión de entrenamiento.  Hay muchísimos cursos y libros sobre como educar a un pastor alemán, pero debes actuar con calma. Poco a poco y tu mascota te lo agradecerá.

Y un consejo personal, cuando vayas a entrenar a tu cachorro de pastor alemán, trata de estar optimista, feliz, con buen estado de ánimo, y lograrás la máxima respuesta de tu perro.