Cachorro Yorkshire Terrier: Diversión y amor

Tener a un cachorro yorkshire terrier es una experiencia que te marcará de por vida. Estas pequeñas bolas de pelos se convertirán en tu mejor amigo sin que tú tengas que plantearlo. Serán los primeros en correr a la puerta cuando llegues a casa o dormir tras ellas si te ausentas o retrasas. Para ellos, tú serás su felicidad.

Un cachorro yorkshire terrier lo podemos describir así: 10% travesura, 30 % energía, 20% diversión, 40% cariño.

No dudará en saltar a tu cama por las mañanas a morderte las orejas para despertarte o revolver tus sábanas hasta quedar atrapados bajo ellas encontrando tus pies e ir a lamerlos.

cachorro yorkshire terrier

Te esperará en la habitación que te encuentres, haciéndote compañía. Disfrutan echarse a tu lado o cerca de ti mientras tomas una siesta, pero sobre todo, adora ir tras su juguete favorito luego de que se lo tires por los aires.

Por ser pequeños nos inundan con su ternura y después, pueden llegar a volvernos locos con su comportamiento, por lo que debes preocuparte de su adiestramiento a tiempo.

Si desde cachorros no se les deja claro quién es el jefe en la casa, poco a poco se irán apoderando de ella, se volverán exigentes, celosos y asustadizos, atacarán a cualquier extraño e incluso pueden llegar a ser histéricos.

Son perros inteligentes, por lo tanto enseñarle trucos no será difícil si se le enseña con dedicación. De cachorros leen nuestras expresiones por lo cual sabrán cómo está nuestro humor e irán a lamernos los dedos cuando nos sientan tristes, o tratarán de no aparecer cuando nos noten molestos.

Siempre estarán dispuestos a ir de paseo contigo, o de hacer cualquier actividad donde estén juntos.

cachorro yorkshire terrier hembra

Pese a su tamaño, no dudaran en atacar si ven que se les amenaza a su dueño o en ladrar si perciben algo fuera de lo normal. Sin duda alguna, amarás vivir con un cachorro yorkshire terrier.